Allpa Mama

por Fabian Muenala

(Kichwa Hatari: 4/24/15)

ALLPA MAMA, para nosotros los pueblos andinos es el nombre con el que designamos a la Madre Tierra, es un ser vivo y sagrado que nos permite habitarlo y nos enseña a vivir en armonia con todos los seres que compartimos este planeta.

En nuestra cosmovisión la Allpa Mama (Madre Tierra) la Yaku Mama (Madre Agua) y el Runa (hombre) hemos  aprendido  a vivir en armonia, buscando un equilibrio, makipurarishpa (apoyando y retribuyendonos) con todos los seres de la naturaleza; hasta cuando llegaron los pueblos “civilizados” y “cristianos” , que no solo avasallaron con las culturas y pueblos nativos de Abya yala (continente americano) sino que violaron y destruyeron nuestra Pacha Mama (naturaleza) sometiendola y explotandola inmisericordemente durante estos 523 años .

En esta ocasión quisiera hacer referencia al valor y significado de Madre Tierra  para nuestros abuelos y para ello me remitiré a la respuesta especial del jefe Noah Seattle (líder de las tribus nativas suquamish y duwamish) al presidente de los Estados Unidos en 1854 Franklin Pierce, cuando éste ofreció  crear una reserve india y acabar con los enfrentamientos entre indios y el hombre blanco. Con su respuesta creó el primer manifiesto en defensa del medio ambiente y la Naturaleza. 

NATIVO.AM“¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra?, esta idea nos parece extraña. Si no somos dueños de la frescura del aire y del brillo del agua,¿como es posible comprarlos?.
Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y vida de mi pueblo. La savia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo la historia del hombre piel roja.
El aire es de mucho valor para el hombre piel roja, pues todas las cosas comparten el mismo aire -el animal, el árbol, el hombre – todos comparten el mismo soplo. Parece que el hombre blanco no siente el aire que respira.
Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra de origen cuando van a caminar entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se olvidan de esta bella tierra, pues ella es la madre del hombre piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre – todos pertenecen a la misma familia.
Esta tierra es sagrada para nosotros. Esta agua brillante que escurre por los riachuelos y corre por los ríos no es apenas agua, sino la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos la tierra, ustedes deberán recordar que ella es sagrada, y deben enseñar a sus niños que ella es sagrada y que cada reflejo sobre las aguas limpias de los lagos hablan de acontecimientos y recuerdos de la vida de mi pueblo. El murmullo de los ríos es la voz de mis antepasados. Los ríos son nuestros hermanos, sacian nuestra sed. Los ríos cargan nuestras canoas y alimentan a nuestros niños. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñar a vuestros hijos que los ríos son nuestros hermanos, y los suyos también. Por lo tanto, vosotros deberéis dar a los ríos la bondad que le dedicarían a cualquier hermano.
Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestras costumbres. Una porción de tierra, para él tiene el mismo significado que cualquier otra, pues es un forastero que llega en la noche y extrae de la tierra aquello que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando ya la conquistó, prosigue su camino. Deja atrás las tumbas de sus antepasados y no se preocupa. Roba de la tierra aquello que sería de sus hijos y no le importa.
La sepultura de su padre y los derechos de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, a la tierra, a su hermano y al cielo como cosas que puedan ser compradas, saqueadas, vendidas como carneros o adornos coloridos. Su apetito devorara la tierra, dejando atrás solamente un desierto….”

Si pretendemos salvaguardar el futuro de nuestro planeta y el de nuestros nietos entonces es nuestra responsabilidad hacer tomar conciencia y promocionarla a un cambio de actitud radical a todos los ciudadanos del mundo ,  frenando el ímpetu del deterioro ambiental partiendo de medidas  cotidianas como ahorrar energía eléctrica y disminuyendo toda forma de combustión que emita gases contaminantes, evitando el desperdicio y el uso innecesario de papel , fomentando el reciclaje haciendo uso racional del agua, evitando el uso excesivo de los electrodomésticos y resistiendo la tentación del consumo innecesario.

Allpa Mama, Madre tierra

historia de usurpación, destrucción, masacres, miseria y muerte

por favor ya no contabilices la muerte y desaparición de tus hijos,

solo dime donde estan mis hermanos,

quien usurpo tus  plantas y animales

quien destruyo tu paraiso.

Allpa Mama , Madre procreadora

dadora de vida y existencia

quien  robo tu cielo, destruyo tus templos,  silencio tu ternura

quien quebranto el vuelo del condor

dime quien aniquiló la conección espiritual con el Inti Yaya

Allpa mama, tierra sagrada

Perdón por haber herido a muerte tu espíritu

Perdón por no saber vivir en armonia y equilibrio

Perdón por no haberle enseñado al hombre blanco que tambien eres su madre

Fabian Muenala

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s